jueves, 29 de septiembre de 2011

Cuchillos

Los cuchillos han sido compañero insustituible del hombre desde siempre. Útiles herramientas tanto en el campo como en la cocina. No menos lo fue en los campos de batalla. Es de éstos últimos de los que trata esta entrada. Multitud de pueblos de todas las épocas se beneficiaron de su uso, dando bastantes tipologías en lugares y épocas. Los cuchillos más primitivos se fabricaron de sílex o de madera. La Edad de los Metales revolucionó nuestra arma dándole un filo más resistente y cortante. Abajo cuchillo de sílex.



La etimología indoeuropea de cuchillo es skel-2 ("cortar").En este trabajo nos concentraremos en los cuchillos empleados en el occidente europeo, y más concretamente en España. Sé bien que hubo más tipos de los que voy a exponer, pero desconozco sus nombres en español. Abajo cuchillos del Neolítico.



El scramax o seax, fue el cuchillo típico de los godos. En el Fuero Juzgo visigodo (s.VII) es nombrado. Los scramax tenían dimensiones variables entre los 7,5 y 80 cm., aunque la gran mayoría medía unos 15 cm. Aprovecho para comentar que el cuchillo "bowie" se trata en realidad de una copia descarada del hauswehren germano de la Edad Media, el cual procede del scramax. Abajo scramax.


Desde el s.XI se emplea en Francia un arma llamada cultellus o coustel, descrito como una espada corta o daga larga utilizada para herir a los caballos en el pecho y vientre para desmontar al jinete y luego golpearle de arriba abajo o en combate cerrado. Esta misma arma es mencionada en España a finales del s.XII y en el s.XIII bajo la variante cuytelo (en Cataluña coltell). Parece que era bastante popular entre las clases bajas. Abajo cuchillo "Bowie", compárese con el Scramax.

 

Es discusión bizantina saber como eran exactamente, pero es obvio que se trataba de grandes cuchillos con buena capacidad de corte. Estas armas debieron de ser relativamente baratas y probablemente su uso no quedaba restringido al combate. No sería extraño que se tratase de un cuchillo de golpe (de carnicero). Abajo cuchilla de carnicero.



El cuchillo típico empleado por las milicias hispanas de los siglos X-XIII se llamaba bullón, viene del latín bulla (bola) debido a las que poseía en la guarda.  En Inglaterra se llamó  ballock knife o ballock dagger. Abajo, ballock knife.



Un tipo de cuchillo nombrado en el s.XIII para la España cristiana fue el "serranil", también llamado "cuchillo serranil". Era arma complementaria para algunos combatientes. No sabemos nada de su morfología, pero bien podría ser un cuchillo de monte (¿de sierra?). Abajo cuchillos de monte.



El puñal también está atestiguado en el s.XIII y su variante "cuchillo puñal". La palabra viene del latín pugio, el cual era conocido por los romanos. En el siglo I d.C., el pugio romano medía 35 cm. Se empleaba para el suicidio y el asesinato. Los conspiradores que mataron a Julio Cesar emplearon pugiones. Es de notar que algunos puñales meseteños (s. III a.C) tienen forma similar al pugio  romano. Conociendo la habilidad romana para copiar armas hispanas, no sería extraño que hiciesen lo mismo con el puñal. Abajo pugio romano. 

 

Deriva de "puño" porque se emplea dando puñadas. Aunque el puñal es arma cortante, su función principal es atacar de punta. La longitud típica de los puñales ronda los 20-30 cm.

Parece que el s.XIII dio nacimiento a muchos cuchillos en España, otro de ellos fue el llamado "cuchillo cumplido de arriaz". Este arma se llamó en Inglaterra quillon dagger. Empezó a usarse por los caballeros a mediados del s.XIII para acompañar a la espada, era de doble filo y punzante, con la forma de una versión pequeña de la espada. Se llevaba en la derecha para compensar el peso de la espada en la izquierda. 



El "basalarte" o "vasa" es nombrado en documentos de finales de la Edad Media hispanos. Muy probablemente se trate del "baselard", especie de daga larga o espada corta de origen suizo que apareció por primera vez a finales del s.XIII. La empleaban gente de todas clases sociales, incluyendo caballeros. Se emplearon para el combate, pero no fueron designadas específicamente para ello.



En la España de los siglos X-XIII se empleó un arma llamada sicula. No sería extraño que se tratase de la sica, pues en Inglaterra ésta se empleó en pleno s.XIII. La sica era una especie de cuchillo curvado de doble filo de origen tracio, muy parecida a la gumía marroquí.



La daga fue nombre popular para nombrar a un tipo de cuchillo. Su etimología es difícil. Una teoría moderna la hace proceder del céltico “daca”, especie de cuchillo dacio. Afortunadamente hay documentos antiguos que pueden dar alguna pista. Veamos.

En la Escocia del siglo XII-XIII se dice:

Habeat equum, habergeon, capitium e ferro, et cultellum qui dicitur dagger.

En el siglo XIV se dice en Inglaterra:

Cultellos, quos daggerios vulgariter dicunt, in powchiis impositis.

En la Inglaterra del siglo XV se comenta:

Mox extracto cultello quem dagger vulgo dicimus, ictum militi minabatur.

En primer lugar podemos ver que cuchillo y daga eran sinónimos en la Edad Media. En el siglo XVIII aún no era arma infrecuente. El DRAE 1729 comenta:

Arma blanca, corta y con filos en ambas partes, por lo menos hacia la punta, que tiene aguda. Hailas también cuadradas y de un filo. Tiene guarnición menor que la espada, con que cubre el puño, y gavilanes para los quites. Aldréte dice que es uno de los nombres que nos dejaron los godos, en cuya propia lengua se llamaba “dage” o “dagon”.



Tras observar muchas dagas medievales, he llegado a una conclusión: todas las dagas pueden emplearse eficazmente para cortar y pinchar. El cuchillo es más un arma de corte (como indica su etimología), que aunque pueda pinchar no es esa su función principal. Es más, creo que en España se llamó en el s.XIII a la daga "cuchillo-puñal" por poseer estas dos funciones. Tengamos en cuenta que el vocablo "daga" se emplea en España por primera vez hacia 1400.

Existe el vocablo dagón en el DRAE para definir a las dagas grandes. Sin embargo, en un inventario español de 1506-1512 se habla de “dagas grandes” y “dagas pequeñas”.

A mediados del s.XIII se nombra en España para la caballería pesada el “cuchillo de misericordia”. En el s.XIV fue llamado "misericordia" a secas o "daga misericordia" en el occidente europeo. Se ha especulado que su nombre se debe a que servía para rematar a los enemigos a modo de puntilla de toreo, evitando que sufriesen más de lo necesario. 



En 1221 la misericordia es definida por primera vez:

Quicumque cultellum cum cúspide, vel curtam spathulam, vel misericordiam, vel aliqua arma multritroria portaverit.

Debió ser una daga delgada y larga con forma de espada.

La daga “de orejas” fue empleada por los andalusíes desde el s.XIII. El pomo se separaba en dos para impartir mayor fuerza al apuñalamiento. Aparece dibujada en varias estampas españolas del s.XV. Fue el arma favorita de los asesinos en la Italia de los siglos XV y XVI. Eran de doble filo, de 20-30 cm de longitud y una anchura entre 2-3 cm. Un ejemplar veneciano de comienzos del XVI mide 37 cm. En algunos inventarios franceses de los ss.XV-XVI se la denomina "cuchillo de España".